R I V A L A D E S I G N A R

Wednesday, January 24, 2007

Condena

En su pequeño triunfo cotidiano que es marcharse, el oficinista pronuncia su propia maldición con un cordial hasta mañana

3 Comments:

Post a Comment

<< Home